Algunos apuntes sobre la teoría ANT

El elemento más innovador y al mismo tiempo más criticado de la teoría del actor-red (ANT) es el llamado principio de simetría que propone analizar y tratar a humanos y artefactos de la misma forma. Así, se propone acuñar el término “actante” en lugar de “actor” para evitar diferenciar los elementos humanos de los no humanos; huyendo de la dualidad entre lo humano y lo no humano, la naturaleza y lo social, etc patente en otras teorías.

Estos elementos son indisociables y por lo tanto, deben ser tratados en la misma forma. Lo mismo pasa con el actor-red, que no puede ser definido ni como simple actor ni como simple red, evitando la dicotomía, rasgo característico de este hilo de pensamiento; sino que se debe definir simultáneamente com un actor l’actividad del cual consiste en entrelazar elementos heterogéneos i una red que es capaz de redefinir y transformar aquello de lo que está hecha.

Esta definición permite analizar el proceso de innovación como un entramado de entidades heterogéneas en continuo proceso. Cuando se inicia un nuevo conocimiento o una nueva innovación, las relaciones entre diversos actores-red se constituyen; posteriormente, a través de diversas técnicas, la relación va creciendo gracias a la vinculación de otros elementos (como se ha comentado antes, éstos son heterogéneos y pueden ser de tipo económico, técnico,..). A este proceso, en el cual se extienden las asociaciones ofreciendo interpretaciones de los intereses propios y de los intereses de los otros, en un intento de canalizar y dirigir asociaciones y movimientos de otras entidades se le llama traducción.  Cuando los intereses no están alineados o, cuando las cosas no acaban de funcionar, se produce un proceso de mediación y cuando se cierra se da la estabilización y por tanto, la aceptación de la innovación.

Para llevar a cabo este análisis, en la teoria del actor-red, es muy importante “seguir a los actores” en su proceso, desde la constitución hasta la estabilización. Se trata de una aproximación empírica de la “ciencia en acción”.

Resumiendo, se podría caracterizar el concepto de actor-red con las siguientes afirmaciones:

  • Los elementos sociales en el pensamiento social no son dimensiones casuales, sino un producto de las interacciones entre los actores.
  • La estructura social no es un substantivo sino un verbo. La estructura no es independiente de la sociedad que sustenta, sino que al mismo tiempo genera y regenera.
  • Ninguna versión del orden social, ni organización ni agente resulta nunca completo, autónomo y final.
  • La sociedad se mantiene unida no por lo social sino por lo técnico.
  • La innovación y el conocimiento se generan en un proceso constructivo.
  • Se aborda la importancia de estudiar a todos los actantes involucrados en un proceso y de estudiar cómo se ha llegado al producto, en lugar de estudiar el producto en si, una vez acabado.
  • Ciencia, tecnología y sociedad forman un tejido sin costuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: