Heilbroner y Bijker: Dos formas diferentes de explicar el desarrollo tecnológico

Heilbroner y Bijker encarnan el eterno debate en los estudios de Ciencia, Tecnología y Sociedad:  ¿La tecnología da forma a la sociedad o es la sociedad quién influye en las decisiones tecnológicas? Las respuestas a estas preguntas las encontramos en las dos corrientes opuestas; la primera es el determinismo tecnológico que afirma que la tecnología moldea la sociedad, mientras que la segunda es la denominada configuración social de la tecnología que cubre varios acercamientos como la Teoría de la Construcción Scoial de la Tecnología (Social Construction Of Technology, SCOT) y la teoría del actor-red (Actor-Network Theory, ANT).

Heilbroner defiende la teoría del determinismo, pero no en su vertiente más “dura”, posición difícil de sostener hoy en día,  si no más desde una posición “blanda” donde tienen en cuenta el contexto social donde se desarrolla la tecnología. Para Heilbroner, la tecnología, independientemente de los deseos y valores de los individuos, se desarrolla siguiendo su propia lógica y provoca constantes reajustes sociales y culturales pero admite que existen ciertos elementos mediadores entre tecnología y sociedad que inciden en el tumbo del desarrollo tecnológico; uno de los cuales es la economía.

Bijker, por su parte, defiende el desarrollo tecnológico como una construcción social donde la tecnología no sigue su propio impulso ni tampoco una lógica racional de mejora tecnológica, sino que es la propia sociedad la que moldea y construye una tecnología adaptada a una visión común de cómo ésta debería ser. Para Bijker, al inicio del desarrollo, existen diversas opciones (o modelos) y éstas se van modificando en base a los problemas y soluciones que diferentes grupos sociales atribuyen a cada modelo.

Para Heilbroner, el desarrollo tecnológico constituye una secuencia lógica, clara y definida donde cada nueva tecnología surge en base a la anterior (y a los conocimientos anteriores) como mejora de los problemas técnicos de la “vieja” tecnología y como aumento de la eficiencia. Para Bijker, no existe una secuencia en el desarrollo técnico, sinó que el proceso es multidireccional.

Cuando la secuencia lógica se rompe, Heilbroner lo atribuye a los elementos mediadores entre tecnología y sociedad, por tanto, la implicación entre las dos partes no es directa, sino a través de otros factores como el económico, por ejemplo. Cuando el carácter multidireccional del desarrollo tecnológico desemboca en un uno lineal, Bijker lo atribuye a la estabilización del artefactos donde los diferentes grupos sociales han redefinido los problemas decantándose por el modelo que cumple sus expectativas.

En resumen, mientras que Heilbroner explica el desarrollo tecnológico como una relación unidireccional entre tecnología y sociedad, podríamos decir que es un determinista tecnológico “suave”;  Bijker lo explica como una relación unidireccional entre sociedad y tecnología, es un determinista social.

Referencias:

  • Robert L. Heilbroner. “Do Machines Make History?”. Technology and Culture, 8, 3, 1967, Jul. pg. 335.
  • The social constructivist model. Trevor Pinch; Wiebe E. Bijker. The Social Construction of Facts and Artifacts: Or How the Sociology of Science and the Sociology of Technology Might Benefit Each Other. Cambridge: MIT Press, 1984, p. 17-50

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: